Seleccionar página

cerrajeros Donostia superprofesionales

Aprender es una de las pasiones que tiene el ser humano, cualquier aprendizaje no es tan fácil como pensamos, sino que conlleva a un ensayo y error. Es por eso hoy queremos animarte a que aprendas a cambiar la cerradura de tu casa sin ayuda, pero con paciencia y sin desespero.

Lo primero que consideramos que debes hacer es identificar las partes de tu cerradura, si es posible toma papel y lápiz para que dibujes las mismas haciendo algo que denominaremos “El Croquis de la Cerradura” el cual  te va a servir a de guía a la hora de instalar nuevamente la misma; esta identificación también va a ser crucial para realizar la compra de la nueva cerradura.

Lo segundo que te animamos a hacer es retirar todas las piezas que se pueda hacer  de forma manual, es decir que no necesites ninguna herramienta para hacerlo.

Hay cerraduras de pomos o manillas que tienen esta cualidad de permitir retirar piezas de manera manual, ejerciendo fuerza y presión sobre ellas. Es posible en algunos casos que debas utilizar el destornillador de pala para poder completar esta acción.

Normalmente se hace ejerciendo presión con la punta del destornillador y halando hacia ti. No te desesperes  recuerda que todas las piezas de cualquier cerradura son desarmables porque fueron diseñadas para su reemplazo.

En un tercer paso se hace indispensable el uso de herramientas como destornillador de pala y estría, así que comienza a retirar cada uno de los tornillos que hay en la cerradura.

Recuerda que una vez que sacaste  las piezas de manera manual deben aparecer estos, bien sea en la parte interna de la cerradura o en la parte frontal de la puerta.

Pon mucha atención donde va cada tornillo, si es posible reflejalos en tu “Croquis de la Cerradura”, no olvides  que este proceso lo vas a repetir inversamente a la hora de incorporar la nueva cerradura.

Una vez retirado todos los tornillos es muy posible que te toque sacar nuevamente algunas tapas y partes de la cerradura de una manera  manual. Se curioso, explora, mueve las piezas para ver si salen, visualiza un poco para identificar tornillos que estén medio escondidos.

Una vez cumplido este proceso y ya hallas retirado toda la cerradura te recomendamos que procedas a limpiar las diferentes partes de la puerta donde estaba incrustada la misma, este aseo nos va a permitir que la nueva cerradura tenga más tiempo de vida útil.

Adicional no olvides que cualquier aseo dentro del hogar es un beneficio para eliminar bacterias y hongos.

Es el momento de comprar la nueva cerradura, hoy en día tienes herramientas en internet que te permiten visualizar tiendas, oportunidades e innovaciones.  Indaga bien sobre la materia porque a veces una cerradura muy económica puede que no sea una gran solución a largo plazo.

Incorpora la nueva cerradura, utilizando el ”Croquis de la Cerradura”  pero por supuesto tomando en consideración que los procesos van en orden contrario. Si comenzaste halando piezas de una manera manual, seguro que este será uno de los últimos pasos que realizarás.

Por favor muy pendiente de apretar cada uno de los tornillos de manera correcta, es importante verificar que no queden flojos o ladeados, trata de apretar con el destornillador hasta que sientas que llegas al final.  Esto es esencial para el buen funcionamiento de la cerradura y sobre todo para alargar su vida útil.

Aspiremos que estos consejos te puedan ayudar para economizar dinero en tu hogar, cambiar una cerradura puede ser más fácil de lo que piensas, lo único que necesitas es tener disposición y tiempo.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, promedio: 4,50 de 5)
Cargando…

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Do NOT follow this link or you will be banned from the site!
PULSE PARA LLAMAR